Consejos para la cirugía

A continuación encontrarás un montón de consejos muy prácticos y muy imporantes  para estar 100% lista para tu cirugía de cáncer de mama. Siguiendo estos consejos seguro que todo va fenomenal. Los hemos elaborado con ayuda de la Dra. Isabel Rubio. 

PREPARARSE PARA LA CIRUGÍA DEL CÁNCER DE MAMA
1. Lo primero es estar segura de haber entendido las opciones de cirugía y por qué se hace un tipo de cirugía y no otro. La visita de antes de la cirugía con el cirujano de mama es el momento de solventar todas estas dudas. Si te resulta más fácil, escribe todo lo que tienes que preguntar en un papel, el día de la visita uno está un poco nervioso y tiende a olvidar de lo que quiere preguntar. No te quedes con dudas, eres tú la más interesada en conocer todo.
2. Es importante también entender qué ocurre durante la cirugía, el tiempo que aproximadamente durará, si hay biopsia del ganglio centinela y si vas a saber los resultados al acabar la cirugía o no, si te dejan drenajes y cuántos, cómo va a ser la cicatriz, etc.
3. Pregunta también cómo es la recuperación, si te vas a casa con drenajes, cuántos días los tienes que llevar, si te dolerá, etc.
4. A nadie le gusta tener dolor, y los niveles de dolor son diferentes en cada persona. Si estás preocupada por el dolor, coméntalo: hay analgesia suficiente para que el postoperatorio no sea doloroso. Por supuesto que uno está molesto, pero no debe doler de forma intensa.
5. Tendrás una visita con el anestesista, habla con él de tus temores y de la medicación que puedes tomar.
6. Todos deseamos recuperarnos lo antes posible y seguir con nuestra vida, pregunta cuándo puedes reanudar tus actividades, si puedes conducir, si te puedes duchar, pasear, salir a comer, etc.
7. La cirugía de cáncer de mama tiene dos aspectos importantes, uno es el oncológico (extirpar el tumor con márgenes negativos y realizar la cirugía axilar indicada en cada caso), pero además el resultado estético es importante. No sientas vergüenza de querer tener un buen resultado estético, eso debe formar parte de la cirugía y es fundamental para una buena recuperación.


¿QUÉ HACER EL DÍA ANTES DE LA CIRUGÍA?
1. Debes mantener la mente ocupada, pero a la vez intentar estar relajada, procura no tomar ni aspirina ni antiinflamatorios no esteroideos. Si crees que necesitarás algo para dormir habla con tu doctor. Es importante acudir a la cirugía habiendo descansado.
2. Acuérdate de no comer y beber las horas que te digan antes de la cirugía. Uno piensa que no puede estar sin beber durante 6-8 horas pero la verdad es que la mayor parte de las veces, si sabemos que no podemos hacerlo, ni nos acordamos.
3. Si llevas las uñas pintadas, procura al menos que una de ellas no esté pintada. Ahora los aparatos (pulsioximetros) han mejorado pero hay esmaltes que impiden que se puedan medir el oxígeno y otras constantes.
4. Haz deporte si te ayuda a relajarte, o sal a comer con amigos.
5. Prepara el día antes lo que tienes que traer al hospital: medicación, pruebas diagnósticas, tus amuletos.. cada uno tiene pequeñas cosas, fotos, imágenes que les gusta llevar en los días importantes y este es uno de ellos (siempre se los puedes dejar a tus acompañantes antes de entrar en quirófano).
6. Apóyate en tu familia y amigos para que te ayuden, te acompañen y te hagan más fácil este paso.
7. Organiza tu vuelta a casa después de la cirugía. El período de recuperación puede ser intenso según la cirugía y necesitas estar tranquila y no tener estrés “doméstico”.
8. Procura no fumar. Quizás este no sea el mejor momento para dejarlo, pero es importante que lo evites en la medida de lo posible ya que siempre empeora la recuperación. Y si puede ser el mejor momento para dejarlo después de la cirugía.

EL DÍA DE LA CIRUGÍA
1. Dúchate antes de acudir al hospital. Y utiliza, si te dan, un jabón antiséptico para ello.
2. Llega con tiempo al hospital. No necesitas un estrés adicional.
3. Cuando llegues al hospital te dirigirán a la zona de quirófano. Procura no traer joyas: para la cirugía hay que quitarse todo lo metálico que lleves externo, piercings, joyas etc. También las lentillas, y las gafas.
4. El equipo médico hará que este paso sea lo más agradable posible y que se te haga corto.
5. Antes de dormirte, piensa en algo o alguien que te guste, o dónde te gustaría estar. Ayuda a dormirse más tranquila y a despertarse mejor.
6. Cuando te despiertes, estarás en el área de Reanimación. Es una sala donde se recupera uno hasta estar despierto y sin dolor.
7. Tu cirujano habrá hablado ya con tu familia y hablará contigo después, cuando estés más despierta.
8. Y ahora ya estás preparada para empezar tu recuperación...

CÓMO HACER CON LOS DRENAJES

Los drenajes sirven para evitar que se acumule líquido en la zona de la cirugía.  Suelen retirarse alrededor de los 10 días aunque a veces pueden quitarse antes o dejarse hasta 2 semanas. Cuando hay una reconstrucción de mama generalmente la paciente se va a casa con los drenajes.

Es importante procurar no dar un tirón a los drenajes, a veces son largos y se enganchan. Antes de salir del hospital, tu médico o enfermera te enseñará como manejarlos pero hay una serie de cuidados que has de tener:

  • Siempre lávate bien las manos antes de manipularlos o si los tienes que vaciar.
  • Generalmente se vacían una o dos veces al día según la cantidad de líquido que almacene.
  • El líquido pasa de un color rojo los primeros días a un color amarillento después.
  • El líquido debe de ir disminuyendo conforme pasan los días.

Una de las dificultades de llevar los drenajes es dónde los guardas, si quieres salir o cómo colocarlos para no dar tirones, que además de ser dolorosos, pueden hacer que se salgan. Para ello la bolsita Goodbag puede ayudarte a llevarlos para evitar que se enreden alrededor.

Piensa que aunque los drenajes sean una molestia, son parte del proceso de tu cirugía y ayudan a que el postoperatorio sea menos complicado.

Por: Dra. Rubio (Directora de la Unidad de Patología Mamaria de la Clínica Universidad de Navarra).